Libertad responsable: ¿por qué creemos en ella?

Libertad responsable: ¿por qué creemos en ella?

3/4/2024
minutos de lectura
¡Comparte este artículo!

La preparatoria es una etapa muy importante en la vida de cualquier estudiante. Es el momento en el que se definen los intereses profesionales, se adquiere más libertad e independencia. Es por esto que en Prepa Anáhuac utilizamos el concepto de libertad responsable, donde nos acercamos a un nivel académico universitario, pero con el acompañamiento y las tutorías que un nivel preuniversitario necesita.

Vida Preuniversitaria

Al entrar a preparatoria, nuestros alumnos se enfrentan a una etapa con valor y riqueza en sí misma, que brinda infinitas posibilidades para el aprendizaje y el desarrollo de fortalezas. Debemos recordar, que a pesar de entrar a un nivel académico preuniversitario, el alumno continúa en su etapa adolescente.

La OMS define a la adolescencia como: “el período de crecimiento que se produce después de la niñez y antes de la edad adulta”, esto entre los 10 y 19 años. Nuestros alumnos se preocupan cada vez más por su futuro y sus decisiones van de la mano con ello. El alumno adolescente se siente niño y adulto al mismo tiempo, por lo que está en constante transición.

El cerebro de los adolescentes es muy adaptable, por lo que puede cambiar constantemente y responder a su entorno. Nuestros alumnos son capaces de razonar, tomar decisiones, y planificar cualquier situación en su día a día. Sin embargo, aunque reconozcan el bien del mal, sus decisiones pueden ser influenciadas con facilidad por sus emociones o por quienes los rodean. Es simple, nuestros alumnos quieren sentirse independientes y capaces de tomar decisiones, pero al mismo tiempo buscan pertenecer en sus círculos cercanos.

Entonces…

¿Cómo funciona la libertad responsable?

En la adolescencia tardía, uno de los puntos más complejos es el de la libertad y los límites, pues mientras los jóvenes luchan por librarse de las imposiciones de los adultos, estos últimos, tienen la necesidad de seguir protegiendo a estos “niños” que al final, siguen siendo menores de edad bajo su tutela. Pero, ¿cómo encontramos un equilibrio entre la libertad y su bienestar?

Es importante que tanto padres, como docentes, tengamos presente que algunos de los principales objetivos de la prepa, es que los jóvenes aprendan a tomar decisiones con responsabilidad, además de reconocer y aprender de sus errores, enfrenten las consecuencias de sus actos y crezcan con autonomía, para poder llegar a ser adultos responsables y con ello, líderes de acción positiva.

Para esto, es fundamental que como adultos, comencemos a confiar. La confianza es un elemento clave a la hora de gestionar ese deseo de libertad con nuestros alumnos. Comúnmente, reforzamos el hecho de que ellos puedan confiar en nosotros, sin pensar que a veces se nos olvida, lo importante que es depositar nuestra confianza en ellos. Empezando por esto, podemos empezar a “soltar” y dejar que los jóvenes sean responsables de sus decisiones.

Así como vamos soltando, también es importante seguir marcando límites. Si bien es cierto que estas normas pueden ser cada vez más flexibles, es importante que se establezcan límites porque las normas estructuran y también dan seguridad. La diferencia está en la forma en que transmitimos estas reglas. Al tratar con jóvenes adolescentes, es recomendable transmitir nuestros mensajes desde la calma y la confianza; y evitar dictarlos como una imposición.

Lógicamente, no se trata de ceder siempre, sino de llegar a acuerdos, dialogar y conocer su opinión respecto a nuestras propuestas, así podemos encontrar el equilibrio y conocer sus puntos de vista. Nuestros alumnos merecen ser escuchados y tomados en cuenta.

En Prepa Anáhuac, de esto se trata la libertad responsable. Acompañar personalmente a cada uno de nuestros alumnos y que disfruten a su modo esta etapa preuniversitaria, que se sientan confiados de sus tutores y nos permitan guiarlos a formar su carácter y liderar su camino a la adultez.  

Libertad responsable significa ir construyendo un espacio en el que nuestros alumnos se sientan libres e independientes pero a su vez, conozcan los límites y los efectos de sus acciones. El conocer hasta dónde sí y hasta dónde no, y sobre todo, que pueda contar con sus tutores en todo momento.

La vida preuniversitaria es un momento clave para visualizar proyectos y soñar con hacer posible lo que pareciera imposible. Es casi como un viaje que emprenden nuestros alumnos hacia su autonomía, y con la guía académica personalizada, podemos ayudar a nuestros alumnos a llegar a madurar y aprender.

Para más información sobre la experiencia Prepa Anáhuac, acude con uno de nuestros responsables de admisión en el campus de tu preferencia. Estamos listos para recibirte.

¡Comparte esta publicación!
Suscríbete al blog

Descubre lo últimos consejos, recomendaciones para tu vida estudiantil y artículos sobre preparación para el futuro. ¡Mantente siempre actualizado suscribiéndote a nuestro newsletter!

Al enviar este formualrio estás aceptando el aviso de privacidad
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Artículos relacionados